Super Seeds

La próxima vez que tengas antojo de algo, checa estas #superseeds :

AMO las semillas de calabaza, por ser tan prácticas! Puedes echar a tu bolsa un puñito, para írtelas comiendo a lo largo del día o ponerlas unos 20-30 minutos en el horno con algunas especias y tantito aceite de oliva para que tengan todavía mejor sabor.

Las semillas de calabaza o pepitas:
– Contienen casi la mitad de la dosis recomendada de magnesio en sólo un cuarto de taza.
– Son una fuente rica de zinc que es vital para la salud de los ojos y de la piel
– Ayudan a fortalecer tu sistema inmune
– Contienen altas cantidades de Omega-3
– Te ayudan a dormir mejor gracias a que tienen triptófeno (un aminoácido que se convierte en melanina “hormona del sueño”)

Y para variarle de vez en cuándo puedes cambiar por semillas de girasol o simplemente combinar las dos.

Las semillas de girasol:
– Te ayudan a evitar el cansancio por su alto contenido de Vitamina B1
– Son una rica fuente de Vitamina E (piel y antioxidantes)
– Para las embarazadas, lactancia y niños en crecimiento: contienen muchísimo ácido fólico (mejor consumirlo de manera natural que en suplemento) y tienen un alto contenido de calcio
– Tienen todos los minerales que el cuerpo necesita: magnesio, cobre y selenio
– Buenísimas para los deportistas por su alto contenido de potasio y magnesio porque esto mejora el rendimiento físico.

La próxima vez que te hagas un smoothie, ensalada, granola o simplemente tengas antojo acuérdate de estas semillas que además de ricas te darán un gran aporte de nutrientes.
Acuérdate que siempre es mejor comerlas crudas! Hacer leches vegetales también es una súper opción para consumirlas diariamente.



Deja un comentario